Vistas a la página totales

martes, 13 de mayo de 2008

Los procesos de la comunicación humana

LOS PROCESOS DE LA COMUNICACIÓN HUMANA.[i]

La Comunicación

Según Víctor Miguel Niño Rojas (2000:37) Comunicarse es una necesidad esencial para la subsistencia de los grupos y comunidades, para lo cual cuentan con el valioso apoyo del lenguaje hablado y escrito, y con otros recursos y medios. Poseen el don de los códigos y los signos, que constituyen la forma como el ser humano aprehende y categoriza la realidad, construye el conocimiento y transforma la experiencia cultural y social en significado, para intercambiarlo en las diversas actividades y contextos de la vida cotidiana, laboral y científica.

La semiótica

La ciencia que estudia el origen, formación, uso y razón de ser de los signos en el seno de la vida social fue denominada semiología (del antiguo griego Semeion= signo, y logos= tratado, estudio) por Ferdinand de Saussure y también por Mounin, Prieto y Guiraud, entre otros. Actualmente se prefiere llamar a esta ciencia psicosocial semiótica, palabra usada por autores como Pierce, Morris, Sebeok y por Umberto Eco. La semiótica trabaja con los símbolos y con los signos, que constituyen las diferentes clases de códigos, en su calidad de expresión cultural de cada grupo o comunidad. Como afirma Sebeok (1996), “la semiótica es el término comúnmente utilizado para referirse al estudio de la capacidad innata de los seres humanos para producir y comprender signos de toda clase”. Esta capacidad se ha llamado facultad semiótica o función simbólica.

La semiótica es mucho más amplia que la lingüística. Mientras aquélla se dedica al estudio de cualquier manifestación comunicativa, como lenguaje en sentido amplio o total, la lingüística estudia los principios que rigen las lenguas naturales, es decir, como lenguaje en sentido estricto.

El proceso comunicativo

No hay que olvidar que la comunicación es resultado del ejercicio de la naturaleza social de los seres humanos y que, como tal, reposa en la facultad semiótica, que en última instancia tiene como fin permitirnos representar y manejar la realidad, en una forma esencialmente compartida. Los procesos de la comunicación, por lo tanto, realizados primaria y fundamentalmente mediante el lenguaje verbal o articulado, pero también mediante diferentes formas semióticas, son una necesidad vital. Son indispensables para sentir, pensar, actuar, vivir, en fin, para el desarrollo personal y social, para la subsistencia de la especie humana.

Competencia y acto comunicativo

Los seres humanos se encuentran dotados de la facultad semiótica o capacidad para adquirir, crear, aprender y usar códigos de signos. Esta facultad, es precisamente la que posibilita el desarrollo y ejercicio de la competencia comunicativa, conocimiento diverso y amplio que abarca un conjunto de subcompetencias de distinta índole (cognitivas, simbólicas y semióticas, lingüísticas, pragmáticas, discursivas y otras), las cuales habilitan a los interlocutores para producir o comprender mensajes con significado, en diversos contextos.

En el ejercicio de la competencia comunicativa se distinguen los actos comunicativos y los actos de habla. Un acto comunicativo es una acción unitaria mediante la cual alguien produce un enunciado con sentido sobre el mundo con destino a otro ser humano por medio de un código, con la intención de dar a entender algo, y en un contexto determinado. Se llama acto de habla a un acto comunicativo que se realiza mediante el uso de una lengua, oral o escrita, el medio fundamental por excelencia de la comunicación humana.

Los elementos o componentes del proceso de la comunicación

Existen dos tipos de componentes que participan en el proceso comunicativo, ellos son: a. Los componentes internos o formales

b. Los componentes externos

Vamos solamente a mencionar cada uno de los elementos o componentes del proceso:

a. Los componentes internos o formales

  • Fases de producción y comprensión
  • Dos actores (emisor y destinatario)
  • El mensaje (como unidad portadora de información)
  • El tipo de código empleado
  • El canal usado para transmitir el mensaje
  • La retroalimentación

b. Los componentes externos

  • El referente (objeto, seres o fenómenos de la realidad de que se habla en la comunicación)
  • El contexto extraverbal (la red de situaciones o circunstancias que rodean al ejercicio de un acto comunicativo y, también los factores de tiempo y espacio. Del mismo modo está el contexto verbal o lingüístico, que corresponde a las condiciones lineales en que se producen los enunciados dentro del discurso o dentro del texto).

El Signo

Concepción de signo

El signo es el medio por el cual representamos en la mente una realidad cualquiera construida como significado. Imaginemos una persona que sale de su casa a su trabajo en una de nuestras ciudades. Alfredo, un joven trabajador de cierta empresa, despierta por el sonido de un reloj. Después del desayuno observa el periódico del día: títulos, fotografías, avisos. Oye el timbre del teléfono, levanta el auricular y dice “alo”, como signo de que está listo para iniciar la comunicación telefónica. Sale a la calle y busca el signo de “paradero”, para hacerle la señal de parada a un taxi, que se reconoce por el rótulo encima del vehículo. Escucha la radio, por la cual se entera de acontecimientos nacionales. Observa por la ventana enormes nubes negras, agoreras de lluvia. Se fija en el tablero del automotor: va a 40 Km por hora y ve que la gasolina está por mitad. En las calles entiende diversos avisos: señales de tránsito, nombres de almacenes, etc. Escucha voces y ruidos con alguna información: lotería, dulces, golosinas. Oye la sirena de una ambulancia pidiendo prioridad. En el ascensor capta signos que lo orientan sobre su uso: abrir, cerrar, arranque, piso o nivel. Ya en la oficina, saluda y recibe como respuesta un cariñoso gesto de la secretaria. En la cartelera recuerda instrucciones de trabajo y nota una enorme paloma blanca como símbolo de la paz.

En el recorrido mental por la ciudad se constató que existen muchas clases de signos. En cada caso se advierte la existencia de un objeto o estímulo sensorial, por medio del cual Alfredo comunica o interpreta un “significado”, o sea lo que él intenta dar a entender o lo que él supone que otros le quieren dar a entender. Cada caso se da en distintas circunstancias o contextos, que ayudan a precisar el sentido.

Pierre Guiraud (1971) entiende el signo como “…un estímulo –es decir, una sustancia sensible– cuya imagen mental está asociada en nuestro espíritu a la imagen de otro estímulo que ese signo tiene por función evocar con el objeto de establecer una comunicación”. Aunque, como en el ejemplo antes citado, es verdad que todo signo se convierte en última instancia en una señal, es decir un estímulo sensible, no es adecuado actualmente tomar el significado mental como otro estímulo. Más que un estímulo asociado, el significado es una construcción mental.

Como se sabe se debe al lingüista Ferdinand de Saussure la concepción bipolar de signo, como la unidad que resulta de asociar indisolublemente un significante con un significado. Dicha asociación es de carácter psíquico, pues se produce en la mente. Entonces, en un ejemplo como el dibujo de una calavera que sustituye la idea de muerte, la imagen visual de la calavera que se forma en la mente asociada a la idea de “peligro de muerte” es lo que constituiría el signo y no la relación con el dibujo material de la calavera.

Todo signo para que sea tal debe reunir otros requisitos: a) que lleve en sí la marca de una intención comunicativa, es decir, que intente dar a entender algo a otra persona, y b) que se base en un consenso o aceptación previa, por ejemplo, de que la imagen de “calavera” significa peligro de muerte, o la palabra “bailar” significa una acción de moverse rítmicamente.

Otra definición de signo

Un signo es algo que se percibe por los sentidos y evoca una cosa diferente de sí misma, o sea, es cualquier cosa que se percibe sensorialmente y que posee un significado para quien lo percibe.

Naturaleza y clases de signos

Existen muchas clasificaciones de signos. La presente se basa en la existencia de signos naturales y artificiales, que hacen referencia a la fuente que los produce y a la intencionalidad sígnica.

Signos Naturales

Las señales, procedentes del mundo animado o inanimado, le permiten al receptor relacionar en su mente un efecto ostensible, con su causa. Por ejemplo, la nube negra como signo de lluvia, el humo como signo de fuego, una huella en la arena como signo de una pisada, un grito en la oscuridad como signo de miedo, una mirada altiva como signo de desprecio

Cuando la señal natural se da en un ser vivo, relacionando una apariencia externa con una causa interna decimos que es un síntoma, como el caso del grito o la mirada.

Cuando la señal natural relaciona un efecto con una causa se suelen llamar indicios, es el caso de la huella (efecto) y la pisada (causa); o un grito en la noche (efecto), señal de la presencia de alguien (causa).

Signos Artificiales

Los signos artificiales se originan en la creación cultural del ser humano. Umberto Eco (1976) y Sebeok (1996), entre otros, distinguen en esta clase los índices, iconos y símbolos.

  • Los índices guardan cierta conexión físico-espacial con el objeto al cual señalan. Son índices por cuanto la asociación de basa en el señalamiento directo del objeto. Así indicar con el dedo es un índice, y también lo son muchas expresiones lingüísticas, por ejemplo, los pronombres, en especial los demostrativos: este, ese, acá, míralo allá, tu silla, aquel muchacho, esa manzana, aquí, allí, él, el lápiz con que escribo. Suelen llamarse también signos deícticos (del griego deixis=ostensión, señalamiento).
  • Los iconos (del griego ikonon= imagen) son aquellos signos que logran cierta representación directa de los objetos reales, mediante la imitación, por ejemplo, los mapas geográficos, la fotografía, el dibujo, las flechas. Los iconos son medio muy importante de comunicación moderna, a través de las historietas o comics, el cine, la televisión, las computadoras y la web.
  • Los símbolos son signos basados en una asociación de pura representación mental, más o menos convencional. Es decir, son socialmente aceptados por el grupo o comunidad, según el contexto. La bandera se dice que es el símbolo de un país, en la medida en que sus habitantes aceptan que representa el concepto cultural de patria. Los signos del código de cada lengua particular son símbolos. Así en la lengua castellana el vocablo “libro” representa en la mente el concepto de ese objeto que tiene páginas y sirve para leer, pero para los de la lengua inglesa el símbolo es la palabra “book”, para los franceses “livre”, para los antiguos griegos era “biblion”. Los símbolos son signos aceptados en el contexto geográfico e histórico de las comunidades que el idioma correspondiente.

Los símbolos son signos de carácter arbitrario, pues no guardan relación natural, racional o lógica entre el significante y el significado. En cambio los índices e iconos se consideran relativamente motivados, por cuanto mantienen cierta relación racional con el objeto asociado.

Los símbolos más dados son los signos lingüísticos, los cuales se agrupan formando sistemas o códigos que son un conjunto de signos regidos por reglas. Así pues el signo es la unión del contenido con la expresión.

Los códigos

Son conjuntos organizados de signos, regidos por reglas para la emisión y recepción de `mensajes, y constituyen verdaderos sistemas de comunicación, por ser ésta su misión final.

Los códigos son sistema por la idea de productividad de mensajes, a partir de la disponibilidad de cierto número de signos específicos y susceptibles de ser relacionados unos con otros por medio de reglas constitutivas.

Los códigos o sistemas de comunicación son los conjuntos que forman signos y las reglas para combinar esos signos y que se destinan a la transmisión de información entre un emisor y un receptor mediante la producción de mensajes. Haremos una primera clasificación general de los códigos de comunicación:

  • Humanos: son los que usamos los seres humanos para comunicarnos; dichos códigos pueden ser de dos tipos:

· Código lingüístico, es decir, el lenguaje.

· Códigos no lingüísticos como las matemáticas, las señales de tráfico,...

  • No humanos: son los códigos que emplean los animales para comunicarse entre sí.

Una segunda clasificación es la que distingue entre:

Ø Naturales, código humano y códigos animales. Pertenecen a la naturaleza del ser que lo usa.

Ø Artificiales, sistemas no lingüísticos. Son creaciones artificiales del hombre.

Clasificación de los códigos

Se consideran tres grandes grupos de códigos: los lingüísticos, los paralingüísticos y los extralingüísticos.

Códigos lingüísticos: en este grupo se agregan todas las lenguas naturales habladas por los seres humanos para comunicarse. Desde el punto de vista semiótico una lengua o idioma es un código lingüístico constituido por signos y reglas, que son establecidas por la gramática respectiva.

Códigos paralingüísticos: son sistemas que operan en estrecha relación con el lenguaje verbal, al cual apoyan, complementan o sustituyen en los procesos de la comunicación. Entre ellos podemos señalar:

A. Los relevos del lenguaje: facilitan una representación de los signos de una lengua (la escritura alfabética, el sistema braile, el morse, el lenguaje de los sordomudos, etc.)

B. Los sustitutos del lenguaje: Los códigos de este tipo no representan el lenguaje, sino que pretenden sustituirlo. En esta pretensión los códigos son autónomos, tienen sus propias reglas, para establecer una comunicación alterna a la lengua. Por ejemplo: el escritura ideográfica china, en la que los caracteres no representan los signos de la lengua, sino ideas y conceptos. También hay que incluir los jeroglíficos, las pinturas y cuanta señal, distinta del idioma se use para entablar conversación.

C. Códigos auxiliares del lenguaje: Su fin es apoyar los signos del lenguaje, enriqueciéndolos o ampliándolos en su significación. Nos referimos al código kinésico y el proxémico. El kinésico consiste en la utilización de gestos y de la mímica en general: una mirada, un gesto, una arruga en la frente, un carraspeo, un movimiento de manos, etcétera. El código proxémico se refiere al espacio dejado por los interlocutores, la posición y el movimiento del cuerpo y la utilización de medios ambientales (los códigos proxémicos varían de acuerdo a la cultura).

Códigos extralingüísticos

Su característica básica es la autonomía funcional con respecto al lenguaje articulado y la falta de relaciones directas de codificación, sustitución o auxiliaridad con el lenguaje. Los códigos extralingüísticos son muchos y se dan en la vida familiar, social, profesional, laboral, administrativa, cultural y artística. Vale la pena señalar algunos, de los más conocidos universalmente y de los más empleados en las actividades diarias de los seres humanos.

A. Códigos lógicos: Acá se agrupan todos aquellos códigos que son usados como instrumentos significativos de las experiencias de nivel cognitivo. Pretenden apoyar la función del lenguaje natural orientada a la búsqueda y representación del conocimiento en las diversas áreas del saber humano. Por ello, esto códigos defienden la función representativa. Los ejemplos podrían abarcar las fórmulas de la física y la química, los iconos de la geometría y el diseño, los procesos formales que se dan en las matemáticas, en la lógica o en la gramática moderna transformacional.

B. Códigos sociales: éstos nacen de la experiencia objetiva, subjetiva y cultural del ser humano, y tienen como propósito significar la relación entre los hombres, y por lo tanto, significar toda clase de interacción social: normas, roles, costumbres, ritos, reglas, etcétera.

Entre ellos también cabe mencionar:

Signos de identidad: los registros civiles, las insignias, los banderines, símbolos patrios, uniformes, nombres y sobrenombres, maquillajes, tatuajes.

Signos de cortesía: fórmulas y saludos, tonos especiales y gestos convencionales (inclinación de cabeza, estrechón de manos, abrazo, beso, etcétera).

Costumbres, hábitos y utensilios: alimentos, comercio, muebles, arquitectura, instrumentos y maquinaria.

Ritos y reuniones: los ritos religiosos, protocolos y etiquetas, fiestas, regalos, noviazgo, matrimonio, clan, tribu, gremio y demás signos relativos a las comunidades.

Modas: como el vestido, danzas y costumbres predominantes.

Juegos y diversiones: deportes, espectáculos, competencias.

Patrimonio político y cultural: leyes, valores, medios de comunicación, ciencias y artes.

C. Códigos estéticos: La peculiaridad de esta clase de códigos es la de buscar las mejores formas expresivas para recrear la realidad estéticamente. Estos códigos se diferencian sutilmente unos de otros, aunque todos se rigen por la creatividad y la expresividad, y el empleo abundante de la simbología. Su propósito es exterioriza la sensibilidad estética a través de diversos géneros. Entre estos códigos podemos mencionar: la literatura, la pintura y la música.

La literatura utiliza sus códigos específicos en la creación de varios géneros, pero sobre la base del uso primario de la lengua. La pintura se apoya en los signos pluridimensonales, entre los que es destacable el color, la intensidad, la perspectiva y el mayor o menor predominio de lo icónico. La música se vale de signos acústicos, como lo hace el lenguaje articulado, pero aprovecha la riqueza que proporciona el tono, la intensidad, la cantidad, el timbre, el silencio, el ritmo, etcétera.



[i] Material adaptado del texto Semiótica y Lingüística (2000) de Víctor M. Niño Rojas. Ecoediciones. Bogotá.

8 comentarios:

david rincón farias dijo...

la comunicación es un proceso muy importante de la vida ya que para poder desarrollarnos y vivir en un ambiente mas sano necesitamos comunicarnos con lo que nos rodea ademas no solo nosotros los seres humanos necesitamos comunicarnos si no que también los animales y las plantas logran comunicarse entre su ambiente que los rodea

sandra carmona contreras dijo...

el lenguaje es muy importante ya que sin el no podríamos comunicarnos y sin el lenguaje el mudo seria muy diferente

encarnacion velazco gustabo dijo...

el lenguaje es un proceso de comunicación ya que este nos sirve para la mayoría de las actividades que realizamos en nuestra vida diaria este consta de varios tipos como son el oral el escrito el visual el gestual y el artistico

gaytan nuñes oner dijo...

yo aprendí que el lenguaje es el conjunto de sonidos articulados con el que los humanos manifestamos lo que pensamos y sentimos

kevin aroon espinoza trujillo dijo...

también el lenguaje consta del habla esta concreción del lenguaje y la lengua es la recreación de ese modelo conocido y usado por la comunidad lingüística este es muy importante por que con el nos expresamos todo el tiempo

monserrat gaona reyes dijo...

para mi los medios de comunicacion son muy importantes ya que por medio de ellos podemos saber que es lo que esta pasando a nuestro alrrededor.
tambien asi nos ´podemos comunicar con las personas que nos rodean como la familia los medios de comunicacion mas comunes son el telefona la tele y el radio

El artista del fútbol dijo...

Disculpa en que libro sale lo de signos naturales y artificiales, supuestamente Pierre Guiraud dio la solución al problema de los signos naturales que planteaba Eco, pero no sé si estoy en lo correcto te agradecería si me pudieses dar la bibliografía de este tema, puesto que estoy armando una ponencia acerca del tema. De antemano muchas gracias

Marlon Rivas Sánchez dijo...

Hola
Estimado

El tema de los procesos de comunicación es muy amplio y apasionante; sobre él existe una inmensa bibliografía general y especializada, además variará de acuerdo a las disciplinas y corrientes del pensamiento que enfoquen el proceso comunicativo.

En términos generales, para su trabajo, le recomiendo los siguientes libros:

1. La semiótica, Pierre Guiraud
2. La semiología, María del Carmen Bobes.
3. Fundamentos de la teoría de los signos, Charles Morris
4. La ciencia de la Semiótica, Charles Sanders Peirce


5. Georges Mounin, Introducción a la semiología
6. El signo, Umberto Eco.
7. Teoría de los signos, Bertil Malmberg
8. La estructura ausente. Introducción a la semiótica, Umberto Eco.
9. Elementos de semiología, Roland Barthes
10. La semiótica como teoría lingüística, María del Carmen Bobes


11. Semiótica y Lingüística, Víctor Miguel Niño Rojas
12. Competencias en la comunicación, Víctor Miguel Niño Rojas
13. Lenguaje y comunicación, Adriana Cabrera y Neneka Pelayo
14. Lengua y comunicación, Adolfo Carreto Hernández
15. La lengua y los hablantes, Raúl Ávila
16. Lengua española, Josefina Falcón de O. y otros (UPEL).
17. El proceso de la comunicación, David Berlo.

Espero que le sirva

Saludos Cordiales,


Marlon Rivas S.

Publicar un comentario